Esta supresión masiva de cuentas es la segunda ofensiva en un año de compañías tecnológicas de Estados Unidos.

Compartí con nosotros tus comentarios