En Venecia, ante la ausencia de turistas desde principios de marzo, el agua y su lodo ya no son removidos por los miles de barcos./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios