La floración de los cerezos simboliza en la cultura japonesa la fragilidad de la vida./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios