Bolsonaro decidió reabrir el miércoles sus fronteras a los visitantes extranjeros que lleguen por avión, con la esperanza de reflotar su devastada industria turística./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios