Pero para muchos argentinos, el Fondo Monetario Internacional es una mala palabra que se asocia a recetas de ajuste y a más recesión./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios