"Es simplemente angustioso y de una cierta manera no tiene nada que ver con el fútbol", señala el árbitro Deniz Aytekin, que dirigió el partido./AFP

Compartí con nosotros tus comentarios